Primeros encargos a los fabricantes de las novedosas taquillas de seguridad instalados en Serón

El Centro de Apoyo al Desarrollo Empresarial de la Junta de Andalucía (CADE) de Serón, acoge a nuevos emprendedores alojados gratuitamente en una de sus dos naves. Se trata de Antonio González Marín e Iván Guerrero González; quienes han desarrollado un modelo de negocio de carácter innovador, consistente en la fabricación y montaje de taquillas de seguridad para recarga de móviles y custodia de objetos personales en lugares de gran afluencia de público, como playas, parques, zonas de ocio o centros comerciales.

El modelo de taquilla que González y Guerrero quieren comercializar se encuentra ya patentado y es, según sus creadores, la solución efectiva a la demanda de energía para dispositivos móviles fuera de casa. Se trata de un proyecto empresarial de largo alcance, al ser un producto con capacidad de implantación en cualquier espacio y zona geográfica, tanto en el ámbito autonómico como en nacional e internacional.

Entre los elementos diferenciadores del invento, sus creadores destacan que se trata de módulos prefabricados con materiales reciclables y sostenibles, adaptados al medio donde se emplacen, con instalación eléctrica autónoma, fácil de montar y ampliable, con elementos de protección contra el vandalismo, cámaras de seguridad y antena Wifi para acceso gratuito a Internet. El uso de la taquilla se realiza mediante un sistema de pago automático.

La idea inicial de negocio surgió de Antonio González hace aproximadamente dos años, tiempo en el que el emprendedor consultaba mejoras y contactaba con diferentes profesionales; entre estos su actual socio y compañero de trabajo Iván Guerrero. Ambos residentes en la barriada de Los Zoilos de Serón, primos y amigos desde la infancia decidieron aunar esfuerzos, trabajo y conocimientos y convertir la iniciativa en proyecto empresarial bajo el nombre de AIGONSmartlockers. Ambos han trabajado duro en la terminación del diseño de estas primeras cabinas modulares apilables, donde la altura de los compartimentos pueden configurarse de diferentes tamaños, lo que le convierte en la solución ideal para almacenar cualquier tipo de paquete, bolsa o maleta.

El control y gestión se lleva a cabo mediante una unidad central cuyo diseño también está tomando forma. Estas cabinas estarán además vigiladas las 24 horas mediante un circuito cerrado de cámaras de seguridad.

Con mucha ilusión, pero conscientes de las dificultades que todo proyecto novedoso entraña, González y Guerrero, ya cuentan con algunas empresas u organismos interesados en las consignas, (las primeras de estas van destinadas para las zonas de veraneo en playas); aunque los emprendedores insisten en que el proyecto cuenta con gran versatilidad de usos, como centros comerciales, eventos concretos con una amplia gama de soluciones flexibles para satisfacer las necesidades específicas de cada entorno.

no hay comentarios